13 de abril de 2014

Habrá más balaceras: José Ramón

José Ramón Gutiérrez de Velasco (LaPolítica.mx)

Pablo Jair Ortega - pablojairortegadiaz@gmail.com.- 
El diputado José Ramón Gutiérrez de Velasco, lanzó una declaración esta semana que puso en alerta a todos: va a haber más balaceras en Xalapa.

Y no, no lo dice un periodista, no lo dice un tuitero terrorista, ni siquiera un integrante de la oposición: José Ramón es diputado local del PRI y presidente de la Comisión de Seguridad Pública en el Congreso del Estado.

Si lo dice, debe ser por algo. Algo sabe. Dudamos que el ex alcalde de Veracruz desconozca lo que expresa, pues reafirma que “grupos delincuenciales buscan apoderarse otra vez de Xalapa”, es decir, según el legislador jarocho, en Xalapa se está viviendo otra vez la pelea por la plaza de la capital del estado.

La presencia de estos grupos, dicen quienes saben, ya se había visto venir desde hace unas semanas atrás; aficionados a los antros de música grupera advirtieron de la presencia de un comando que llega para advertir su regreso.

La declaración del legislador no puede llegar en peor momento. En estas fechas inician las vacaciones de Semana Santa, a la cual el Gobierno de Veracruz le ha apostado una fuerte campaña --incluso en otros estados de la república-- para que los visitantes lleguen a territorio veracruzano a disfrutar la calidez jarocha. El problema es que si bien hay muchas bondades que disfrutar, el tema de seguridad planteado por Gutiérrez de Velasco, prende los focos rojos de alerta.

Y tampoco ya que ser muy ducho o tener un cargo para darnos cuenta como ciudadanos que esta semana que pasó fue intensa en términos de seguridad: al menos dos balaceras, una por el rumbo de la Secundaria General No. 4 y la otra por la calle Ferrocarril Interoceánico, en la colonia Ferrocarrilera, por el rumbo de la antigua estación de tren de Xalapa.

Otro operativo, donde los vecinos aseguran haber escuchado detonaciones (al grado de que personal de Seguridad Pública pidió a los vecinos que se resguardaran en sus casas) fue en la colonia Bellavista, a un costado de la avenida Rébsamen, una de las más transitadas y de tráfico pesado en la capital de Veracruz. El operativo duró varias horas y la angustia de los vecinos no era para menos.

¿Xalapa es blanco de nuevos ataques futuros? ¿Habrá un esquema similar al de Tamaulipas, donde se declaran la guerra cárteles antagónicos? Lo anterior no irrumpe a la lógica: Veracruz es paso obligado del tráfico de droga y hasta de indocumentados, quienes en fechas recientes también fueron agredidos en la población Hibueras, entre Cosoleacaque y Chinameca.

La recomposición de la geografía de la delincuencia organizada, como bien lo menciona el gobierno federal, obedece a la captura de mandos; el problema es que el crimen es una gran hidra a la que le cortan la cabeza y le nacen dos, y así sucesivamente. Veracruz seguramente no está exento de la recomposición. Lo malo es que dichas acciones parecen ocurrir en la peor fecha: en el inicio de vacaciones de Semana Santa.

Es cierto: Tamaulipas sigue siendo el estado donde las balaceras se escuchan peor, donde la gente realmente tiene temor de salir a las calles, pero tres escenarios de riesgo en Xalapa en menos de una semana distan mucho de una coincidencia.

ALCALDE SE VA DE VIAJE A COLOMBIA A COSTO DEL ERARIO

Los excesos de los gobernantes es algo que preocupa siempre a los votantes. Cada que inicia un gobierno hay un voto de confianza de que ahora sí se van a componer las cosas, que el progreso llegará a la comunidad, bla bla bla…

Lo que empieza a descomponer el escenario son las promesas incumplidas y cuando empiezan a perder el piso. Aunado a que se convierten en protectores de sus antecesores, convertidos en nuevos ricos del pueblo.

Así pasa en Minatitlán, donde la votación a favor del alcalde José Luis Sáenz Soto fue de las mayores en el estado (de hecho, fue el municipio veracruzano donde más votación copiosa se registró a favor de un candidato del tricolor); hubo un voto de confianza porque se supone que era una persona alejada de los vicios y excesos que se cometen en un pueblo donde nadie mete orden.

Minatitlán, tan alejado de Dios y cercano al petrolerismo, ahora se entera que el alcalde en quien confiaron se fue de viaje sin permiso del Cabildo; así nomás por sus tanates y con cargo al erario. Seguramente con el cuento de que anda gestionando alguna succionada o viendo por el pueblo minatitleco en el hermoso país sudamericano.

Así nomás se manda solo el alcalde, pero hay quienes al interior del ayuntamiento quienes comentan que se trata de una estrategia para demostrar que él sí manda, que tiene voz y mando, aunque todo mundo sepa que el verdadero dueño del Palacio Municipal despacha en el edificio del sindicato petrolero.

1 comentario:

José Luis Sánchez Garcés dijo...

Creo que Gutiérrez de Velasco vive en otro estado, o quizá en Marte, pues todos sabemos que Veracruz es seguro, y que en el estado NO PASA NADA.