31 de mayo de 2008

De la luz a la oscuridad

video

Una muestra pictográfica, iconoclasta y surrealista de mini-metraje , realizado en formato de celular Nokia chafón. Se aceptan solamente críticas serias y especializadas de críticos profesionales de cine profesional (y me vale el posible pleonasmo)... Chéquese la toma inspirada en las que hace David Lynch, que es el clímax de esta obra.

25 de mayo de 2008

La hija del Pablín


¡¡ROCK AND ROOOOOOLL!!

Quiero aclarar rumores: Pablín no está casado ni tiene hijos regados por ahí. Sólo tiene una hija felina. Pensarán si es alguna deformidad genética, o que la vástaga aquí presentada en realidad no proviene de los espermatozoides del Pablín... O que de plano los más moralistas digan que no es posible tal aberración. A mi en realidad me tiene sin cuidado, el chiste es que la Jackie es mi hija y no pienso dar más explicaciones de mi vida.... Al que no le guste, pos se puede cambiar de blog o navegar en una página de chismes para satisfacer el morbo de saber cosas privadas...

Lo que sí puedo comentar, en el ámbito de no desgraciar mi propia privacidad, es que la Jackie fue bautizada así en la Iglesia del Santo Coatepec del Café en Crisis, en honor al gran Jack Daniel's que casi todos los fines de semana me acompaña con un litro de Tehuacan y harto hielo.

Bueno, aquí está el bonito album familiar... ¡ABUR!


YOU TALKIN' TO ME?


WHAT DA FUCK ARE YOU LOOKING AT?


EL PADRINO DE LA JACKIE... (PUBLICIDAD CORTESÍA DE ESTE BLOG)

20 de mayo de 2008

La foto con David Haro



Hace aproximadamente una semana, varios días, horas sumadas y minutos de a montón, se recibió en "La Noticia en el Café" la visita del cantautor David Haro, originario de Jáltipan. Uno de los mejores programas hasta el momento, y como la verdad tengo mucha hueva de escribir sobre el asunto, ahí nomas les dejo la foto del recuerdo.

(Desde la izquierda: Nayeli, la floor manager; José Luis, de Acayucan; Carlos Reyes, el productor; Vázquez Chagoya, David Haro, "El Pescado", Janet, su servilleta y Félix)

19 de mayo de 2008

Penurias de la CFE en lunes

Pablo Jair Ortega - pablo.jair.ortega@gmail.com

Este lunes, el vuelo desde la capital venía acompañado de la premura, el ansia, de que íbamos a hablar de los “pollitos en fuga” (Chávez Fócil dixit) que el pasado viernes may sixteen tuvo lugar en el sur.

Dicen las fuentes oficiales que todo es mentira; que el todo se confunde con las buenas intenciones del departamento de relaciones públicas de los reclusorios, quienes desde antes ya se habían preparado para recibir a tan destacados visitantes: colgaba una manta en plena entrada que rezaba “SEAN BIENVENIDOS”. De salida, por educación obviamente, “GRACIAS POR SU VISITA, VUELVAN PRONTO”. Los bocadillos eran champiñones en escabeche, salchichas de faisán, chanchamitos y cheskos bajaós de la embotelladora más cercana. No se permite alcohol por el reglamento que a veces se sigue al pie de la letra, según la conveniencia, o cuando se les hinche.

La carretera (lo del “vuelo” era pura apreciación metafórica por la velocidad de pata pesada del chofer… ¡Shit! Intento escribir, y en la tele se les ocurre poner una canción muy demasiado exageradamente ordinaria: “Parabrisas, limpiaparabrisas”…) es algo así como una pista de acuatizaje. A duras penas se ve el frente, de tanta gotota que rebota en el parabrisas, y la noche oscura a tan a mala hora que nos impide ver más allá de dos miserables focos opacos por el agua. ¡’Ora si te la prolongaste, San Isidro!

Ya llegamos. Es madrugada, y todo sereno. Hace bochorno. Esta la pestilencia de la industria petrolera la que quema los ojos y la garganta. Dicen que son los “quemadores”, pero lo primero a mi mente es que a los responsables deberían quemarlos en leña de pirul. Que poca manera de matarnos a todos. ¡Chequen su “meil”!

Horas más tarde, por la mañanita, causas de fuerza mayor nos impiden dar nuestra versión a nuestros espectadores: ¡Fuuuuck!... Que no hay luz, ergo, todo queda literalmente en la época de las cavernas… “¿Y quién mató al transformador?... Fuenteovejuna… ¡Me lleva! ¿Y ya lo reportaron?... No sabemos.”

¿Y la Comisión?... Igual de apagados. ¿A qué número se autoreportarán cuando ni sus luces

Total, bien vale la pena hacer experimentos, y aunque este lunes no es precisamente el mejor día, porque las gallinas ni ponen y algunos periodistas ponen mucho, salimos a la terraza de una cafetería en el malecón costero; se llevó equipo para grabación ultrasónico, megafónico, nonplusultra-reloaded, a las bellísimas y los vatos del staff, el productor que siempre me interrumpe, y los cafeteros…

La chacota era sobre el ESCAPE FROM THE JAIL, con ese título de película, dada la manera en que se dieron los hechos. La frase: “Pos ora sí que nos engañaron”, y mientras reaccionan, los “pollitos en fuga” (nuevamente, Chávez dixit) ya deben andar dedicándose a lo suyo en el fino arte de rellenar figuras con plomo.

A las 4 salió al aire La Noticia en el Café… ¿O Cafeteando la Noticia? Ya no sabe uno.

Valió la pena. Felicidades al magnánimo esfuerzo de sacar adelante al barco cuando éste queda encallado. Al final el desayuno pagado por el patrón, junto con un lunes que nos sirvió de mayor convivencia, eran anécdotas que bien valían escribirse para el recuerdo.

13 de mayo de 2008

¿La Noticia en el Café o Cafeteando la Noticia?



Desde hace el 5 de mayo, y sin nada que ver con la Batalla de Puebla, se creó un programa de televisión en Coatzacoalcos sin precedente en la telera regional a través de Olmeca TV, con sede en ese puerto, canal 14 del sistema Cablemás (y próximamente en señal abierta y más canales de cable cuando se les quite lo obtuso a los gerentes de empresas de tv privada a nivel regional).

Todavía tenemos la duda de cómo demonios se llama dicha emisión, a la cual nos invitaron para participar en lo que entendí era un proyecto como "El Mañanero", pero sin Brozo. Hicimos los pilotos, y el primero estuvo del nabo: eran 4 weyes sentados frente a la cámara con una escenografía más de la madre que creativa, dos pinches cámaras y poco entendimiento de qué madres íbamos a decir y platicar.

Entonces empezó Vázquez Chagoya a dar un monólogo de hueva, hasta que nos cortaron y nos dijeron que la onda no iba por ahí. Llegó el director del canal, Jorge Luis Torres, y de plano nos dijo que nos interrumpiéramos, rebatiéramos, dijéramos de todo excepto leperadas. Y así comenzó el asunto... Bueno, previamente nos reunimos en la cafetería Andrade del malecón, y ahí fue donde nos conocimos todos.



Empezamos el tal cinco de mayo, y desde entonces se nos han ocurrido una serie de picardías, chungas, críticas, al grado de que a la alcaldesa de Cosoleacaque le incomodó que habláramos sobre sus pupilentes. Total, así es esto del medio, y sobre todo con un par de alcaldesas que tienen la piel más sensible ante la crítica periodística.

Ahí la llevamos. Somos José Luis Ortega, de Acayucan; Luis Chávez Focil, tabasqueño, pero ya casi naturalizado "minatiteco"; César Vázquez Chagoya y su servidor Pablín. Todos bajo la batuta del productor Carlos Reyes y un par de camarógrafas chulísimas: Nayeli y Janet. DE LUNES A VIERNES de 8 a 9 AM, y repetición a las 15.30 horas



Ahí 'tan las evidencias de que no estoy choreando...

PD. Bai de wey: para ver la emisión vía internet de cliq aquí

7 de mayo de 2008

Crónica de una sesión naranjera

Pablo Jair Ortega - pablo.jair.ortega@gmail.com

Esta mañana luego de la grilla en OlmecaTV (y la grillada que nos dieron, chale), nos amanecimos en Coatza con el memorandum de que al Cat lo había atacado una bola de rufianes con “charola”… Y no se trataba de periodistas, sino de policías vestidos de civil que, según el recado, se enfrentaron ojetemente con el famoso Betogato.

En contraataque, ya se estaba juntando una cuadrilla de marihuanos valemadristas de las colonias más selectas de Minatitlán, para ir en camionetas a ponerles una acalambrada de aquellas a quienes se metieron con el gran caricaturista y fotógrafo; de hecho como avanzada les mandaríamos una célula de mujeres simpatizantes de La Potra, nomás pa’ que sientan lo bravo que es el sur.

Pero esta mañana nos comunicamos con el BetoGato, y nos dice afortunadamente: “Todo bien, men”.

Todo esto ocurrió en Martínez de la Torre, donde la nota roja la pusieron los de segurida’: polis municipales naranjeros que se encargaban de custodiar un evento sin precedentes en dicho lugar: la sesión de la sexagésima legislatura. Es decir, los diputados locales sesionaron fuera de sus cómodas curules de Xalapa, para irse a dar un baño de pueblo bajo un calor celestial, con eso de que ya quedó claro que el infierno es algo así como Siberia.

Pero dejemos que sea el “mesmesemo” BetoGato quien sea el narrador de esta aventura: “El calor de su fucking mother, al recinto asistieron alcaldes de la región: el de Tlapacoyan, el de Jilotepec, el de San Rafael, incluyendo diputados federales, entre ellos, el convergente Virgen, no recuerdo su nombre, pero es el que está con la bolsa de dama en las fotos… Héctor Yunes Landa pasó a tribuna y tiró un rollo en un tono que más que como legislador, hablaba como candidato... Carolina Gudiño anunció que le cederían la palabra al alcalde anfitrión... Al subir éste a tribuna, la bancada panista se engalló, y tuvo que ir Yunes Landa a cabildear los ánimos”.

Prosigue el Gato: “El alcalde tiraba un rollo gris y sin sentido: fue cuando a un gesto de la diputada Gudiño le pidió al alcalde que se retirara, porque la sesión tenía que continuar (jajajaja)… Te comento que al lugar del recinto, llegaron como invitadas de honor las dos niñas parlamentarias; le dieron a cada una su respectiva curul y alguien comentó que el suplente de una de ellas era el diputado Zarrabal. (Otra vez, jajajajajaja)”.

Quizás el clímax de esta aventura en tierras cítricas, fue esa habilidad patentada de Indiana “Herrera” Jones para salir del lugar de las maneras más insospechadas y que sorprenden hasta a sus más cercanos colaboradores. Según el Cat, ocurrió lo siguiente: “El gober no habló. Después de la intervención de tres diputados, se declaró un receso para que el gober abandonara la sala… Como siempre travieso, quería escapar por una lateral del recinto, pero que se da cuenta que para salir por ahí tenía que brincar como 2 metros, y mejor que se regresa. Como siempre, el saludo y la entrega de peticiones, folders y demás… Él siguió caminando hasta la calle, mientras su escolta se hacía bolas para mover los vehículos entre la gente… Ante esto, el gober se subió a una patrulla Nissan de Tránsito y ¡pelas!… Que le pide al oficial que lo llevara, y la cara de sorpresa del “tamarindo” no era para menos”.

Luego seguiría el momento de los destapes: “De ahí salió y se fue a la iglesia del Rosario, en algún barrio de Martínez; ahí lo estaban esperando junto con el padre de la parroquia, el licenciado Carbonell, encargado de Asuntos Religiosos del estado. Cuando el gober arribó, palabras más, palabras menos del padre, fueron: ‘cuando yo escuchaba que Veracruz late con fuerza, pensaba que nada más era publicidad, pero como usted anda en todas partes como aquí con nosotros, ahora entiendo por que sí Veracruz late con fuerza’… Ereleeeeeee, el padrecito grillo… De ahí el tío salió y se montó en su Suburban para trasladarse a la inauguración del hotel AQUA de la cadena Best Western; de ahí salió rumbo al restaurante El Rocín a que lo destaparan (otra vez)”.

Es allí donde se da el desencuentro entre periodistas y policías… ¿Será por qué el restaurante “Rocinante” no tiene planta de tratamiento y tira sus porquerías al río Bobos? Tal vez eso era lo que estaban ocultando.

El Cat lo narra así: “El incidente de la entrada por parte del comandante de pacotilla y sus secuaces se dio en general con todos los medios, hasta con los de casa como son RTV y Comunicación Social, con el argumento de que nadie había invitado a los periodistas a un acto privado, según ellos… No había nadie de relaciones públicas en la entrada, por eso de que el gober ya había entrado, en fin. Cuando pudimos entrar, ya sabes, el gober apenas se estaba sentando y fue cuando tomaron la palabra para darle la bienvenida. Ahí fue cuando el wey que habla dijo: ‘lo vimos como diputado, lo vimos como senador, lo estamos viendo como gobernador y lo veremos como presidente de la república’… Eso le arrancó una risa de sorpresa al gober (AJA)… Después de cerrar con la frase ‘El Rocín late con fuerza’ le entraron a una tablita de quesos que era la entrada para luego pegarle a las acamayas…”

-Era notorio que en el lugar había mesas vacías…- concluye el Cat.

5 de mayo de 2008

Ahora fue un desfile casi frustrado

Pablo Jair Ortega - pablo.jair.ortega@gmail.com

Escribíamos al respecto en la pasada edición sobre el caso de una secundaria que se quedó con las ganas de conocer al gobernador Fidel Herrera Beltrán, pese a que la directora un día antes le advirtió a todos los alumnos hasta de lo que se iban a morir: nada de peinados estrafalarios, nada de maquillajes, nada de punketos, nada de emos, cero pelos parados, exigencia de uniforme impecable y hasta sonrisa Colgate. Vaya, para el anecdotario cultural, hicieron que todos los empleados y académicos vistieran de rojo porque aquello de la "Fidelidad" que "late con fuerza" en "el nuevo latir de Veracruz".

El meollo es que los alumnos se quedaron al día siguiente esperando la presencia del mandatario estatal, pero mandaron a un representante y toda la parafernalia orquestada 24 horas antes fue en vano.Ahora, en este 5 de mayo que se conmemora la Batalla de Puebla, nuevamente hicieron quedar mal al gobernador; una triste acción motivada por ese arte propio de los políticos para besarle las patas al jefe político de Veracruz, no importando el sacrificio de tiempo y riesgo de terceros. Tome en cuenta que la mayoría ahora eran niños.

El gobernador Fidel Herrera quiso estar presente en los desfiles del 5 de mayo en la región sur para compensar su ausencia en los desfiles obreros del día del Trabajo. Primero estuvo en Coatzacoalcos; luego acudiría a Minatitlán, donde una desorganización total era la que se gestaba desde las primeras horas de la mañana, cuando citaron desde las 7 antes meridiano a todas las escuelas del municipio en la avenida Justo Sierra. Ahí veía usted a los padres de familia haciendo el esfuerzo de cumplir puntualmente las indicaciones de los colegios, quienes a su vez recibían las indicaciones de las autoridades municipales sobre la logística a desarrollarse.

(PARÉNTESIS: Creo que no habría mucho que explicar acerca de los tediosos desfiles cívicos: pararse temprano, no desayunar; para los que no tienen vehículo particular, sufrir en serio para tomar el taxi o el autobús que nos lleve al punto indicado. Miles de cosas que implican el desfilar, todo con tal de "cumplirle" a la patria).

En fin, ahí tiene con todo el esfuerzo y sacrificio a los padres de familia y a sus hijos parados en las calles como niños castigados, en una Minatitlán caliente, abochornada desde las 6.30 de la mañana. Mientras, en el presídium donde estarían las autoridades civiles y militares no había nadie: acaso los obreros de Acción Social encargados de poner las sillas, acomodar el atrio para los discursos y la lona para que no se queme la sensible piel de los políticos.

Mientras, ahí tiene a los cientos de padres de familia y respectivos chilpayates esperando… Dieron las 7, las 8, las 9… Las tripas gruñen, el sol se cambia de nombre más intensamente… Los rayos ya calan fuerte, el calor sofoca, el desvelo aturde.

Eso sí, los municipales y del sindicato petrolero (las fuerzas políticas de la ciudad) en lujosas camionetas esperando. Tienen aire acondicionado, así que no hay problema alguno para no sudar como marrano y sin preocuparse por ampollas en los pies… Dieron las 10 de la mañana, y ahí frente al presídium los asistentes al desfile decidieron mejor celebrar en su casa el 5 de mayo ante la inoperancia del ayuntamiento. Poco a poco se retiraron los asistentes y la avenida Justo Sierra lucía vacía; allá hasta el fondo las escuelas formadas con alumnos ya hastiados, cansados de que los organizadores, con tal de esperar al gobernador y a la alcaldesa Guadalupe Porras, se les hincharan las ganas de, ahora sí, arrancar el desfile.

Dieron las 11 y cuarto, y la presidenta municipal arribó en una caravana de varias camionetas de esas que muy modestamente valdrán 300 mil pesos. Antes llegaron los mandos militares de la vigésima novena zona militar. Para esto, un nervioso maestro de ceremonias ya llevaba rato anunciando que en cualquier momento llegaría la alcaldesa, y que ya merito arrancaba el desfile, que ya nomas por un pelito de rana calva, que "estimados amigas y amigos, en un momento más iniciaremos el tradicional desfile del 5 de mayo", pero la verdad es que nada… Todavía tuvo la puntada de pedir aplausos para las autoridades ahí presentes, cuando una señora le gritó: "también unos aplausos para las mamás que estamos aquí desde la mañana".

Evidente el fastidio. Como no llegaba el gobernador y ya tenían mucho tiempo disponiendo del tiempo de la ciudadanía, pues no les quedó otra que arrancar el desfile. Viera usted con que hueva iban los pobres niños, todos cansados, sin llevar el paso. Los primeros contingentes ya iban más apresurados en finiquitar el acto cívico, que -a diferencia de los neofidelistas- esperar para verle la jeta a Herrera Beltrán.

De repente, como a medio desfile, una pausa abrupta. Otra vez, bajo las incandescentes ondas de calor, se les hizo fácil congelar (¡Qué ironía!) a los contingentes porque ¿qué creen?... Ahora sí venía el gobernador; entonces los presidentes municipales, diputados, funcionarios, etc., fueron a la parte posterior del presídium para esperar al convoy de camionetas en donde venía el mandatario.

Para esto se suspendió el desfile cerca de media hora más… Total, que tanto es hacer esperar otro tantito a la plebe, si ya tenían toda la mañana ahí parados como perplejos.

Llega Fidel Herrera, ya pasado el mediodía. Por fin quitaron "La Marcha de Zacatecas" que ya tenía hasta el gorro a su servidor (pareciera que no tuvieran otro disco con música o computadoras con Ares para amenizar el ya de por si pesado ambiente). Siguió el resto de la columna, ahora con las escuelas de educación superior. A lo último el mini contingente militar con los correspondientes "guachos" y sus vistosos vehículos de asalto y reconocimiento.

Ya terminó el desfile cerca de las doce y veinte… Y el gober ya agarraba camino hacia su humilde Suburban, pero la gente que espero toda la mañana para saludarlo hizo que regresara al estrado. Ahí ya se imaginará la principal queja ciudadana, palabras más, palabras menos: "Nos tuvieron esperando aquí toda la mañana, licenciado… No se vale"… Para compensar lo que ya de por sí era una compensación, el gobernador aguantó vara y regresó al pedestal para dirigirse a la población, jalándose hasta al secretario de Finanzas, Javier Duarte de Ochoa, para que vieran que había la disposición de asolearse un ratito más con tal de reivindicar la tardanza.

Una tardanza que no tenía razón de ser, que sólo por quedar políticamente bien con el que manda en Veracruz, se exponen a los niños, los seres más queridos por Herrera Beltrán, los que son primero en Veracruz: al menos así él lo anuncia.

(OTRO PARÉNTESIS, DAMN IT!): Por cierto, hubo escuelas que abandonaron el desfile antes de que empezara. Otros maestros amenazaban a los alumnos con bajarles puntos si desertaban del acto cívico… Así fueran buenos para descontarse el salario cuando agarran puentes de 5 días como el que acaba de terminar.