7 de septiembre de 2009

Becarios veracruzanos abandonados en el extranjero

Pablo Jair Ortega - pablojairortegadiaz@gmail.com.- Lo que encuentra uno en internet: hace unos días se accedió a un foro de becarios veracruzanos en el extranjero creado con el objetivo de mantenerse en contacto y compartir las experiencias, incluso visitarse.

La mayoría de los estudiantes que ahí se observan son del puerto de Veracruz y de Xalapa residentes en España, hasta donde han sido enviados con becas del gobierno estatal para estudios de posgrado en distintas universidades en Sevilla, Barcelona y Madrid. No obstante, también se sabe que hay becarios en Inglaterra, Argentina, Canadá, Estados Unidos y Chile.

Uno de los tópicos de discusión en dicho grupo llama la atención por ser un problema grave para los becarios que se encuentran lejos de sus casas, de sus familias, de todo apoyo inmediato: el retraso de los pagos de las becas que van –según lo investigado– desde 2 hasta 4 meses.

Existen casos tristes como el de un estudiante que describe sus últimos días como becario, ya que no terminará la maestría por retrasos en los pagos y regresará a Xalapa.

El asunto, hasta donde se pudo saber, ya ha afectado a cerca de 20 estudiantes de posgrado, principalmente de España, donde han pasado las penurias de no tener sus respectivas becas a tiempo.

En contacto con uno de los becarios –quien pidió el anonimato por razones de temor a perder su beca– éste explicó al autor que ante la adversidad han tenido que buscar trabajo (lo que compromete su situación migratoria), o pedirle a sus padres que les depositen desde México, aunque no todos pertenecen a familias que tienen la posibilidad de enviar dinero constantemente para subsistir en un país cuyos euros, dólares o libras rebasan por mucho a la mediana economía familiar mexicana.

Mientras que algunos no tienen problemas para recibir semanalmente unos 2 mil pesos (unos 104 euros), hay quienes sus familias a duras penas pueden enviarles 200 o 300 pesos (a lo mucho 15 euros) y no necesariamente cada semana, y más en un país como España donde la vida de estudiante cuesta en promedio 15 euros diarios.

En casos como Inglaterra, la situación se complica porque el lugar es más caro, al igual que la divisa: mil pesos equivalen a 45 libras. Como parámetro, ahí una Coca-Cola cuesta una libra, un café 3 libras, y un desayuno cuesta en promedio 7 libras.

La situación es tan grave y desesperante, que los mismos becarios comentan en el portal sobre la irregularidad de los pagos, lo que afecta también el seguimiento de los cursos, ya que los calendarios escolares son diferentes en otros países, y los atrasos en los pagos de becas dificulta la situación de volverse a inscribir.

Mas específico, los usuarios exponen que junio y julio no han sido pagados a la mayoría, pese a que en esos meses todavía se encuentran en actividades escolares.

En la Coordinación Estatal de Becas (con sede en Xalapa, a cargo de Claudia Ramón Perea) algunos padres de familia han llamado para insistir en el depósito de sus hijos, y se han topado con argumentos como que el mes de julio no lo pagan porque son vacaciones, al igual que diciembre, a pesar de que los estudiantes tienen que permanecer en el extranjero para realizar trabajos de investigación, en el caso de maestrías y doctorados.

Pero esto último no cabe en la lógica y sentido común de la gente encargada del sistema de becas.

Cabe mencionar que para muchos padres de becarios ha sido tortuoso este asunto, ya que es difícil que los atiendan por teléfono –más los costos que implican las largas distancias–; en el caso de Xalapa, pues algunos tienen la ventaja de acudir directamente a la oficina, y si tienen oportunidad, hasta entrevistarse con la titular.

Algunos becarios se han aventurado a llamar desde el extranjero para preguntar cómo va su asunto, y han tenido como respuesta que la beca es sólo una ayuda, que no era con la finalidad de cubrir todos los gastos, si no una “ayuda”.

El asunto es que varios becarios ya no pueden esperar, porque deben renta de vivienda, deben servicios y tienen que subsistir en el extranjero, confiados en que el Gobierno de Veracruz les enviará el dinero de las becas. Mientras tanto, hay situaciones de desesperación, depresiones, abandono de los estudios.

Lo peor de todo es tener lejos a los familiares en los que uno como estudiante se puede apoyar.

No obstante, en el sitio todavía hay usuarios que se manifiestan por la nobleza de agradecer al gobierno estatal el hecho de que tengan la oportunidad de estudiar en el extranjero, y piden a los becarios contactados que se promueva a Veracruz como destino turístico, en contraparte a la gravísima situación de retrasos en los pagos de becas que mantiene angustiados a la mayoría de los estudiantes.

Sí, así como están, seguramente muchos tienen ánimos de promover a Veracruz.

1 comentario:

Daniel dijo...

Podrías enviarme la liga del foro a mi correo, te lo agradecería bastante.

Te agradezco de antemano, un saludo.