10 de septiembre de 2009

Ya estuvo suave, Reynaldo


Chale, antes se hablaban

Pablo Jair Ortega - www.columnasinnombre.com.-
No sé qué pretende con desquiciar el de por sí conflictivo tráfico de Xalapa.

Desde un principio de la protesta, Reynaldo --y le habló en este tono, porque el cargo lo ha denigrado a una vacilada suya que no merece ningún prefijo respetuoso-- los mismos informantes políticos, policías, agentes de Tránsito, personal en su mayoría a su cargo, estaban inconformes con la manifestación pero actuaban de manera institucional cumpliendo con su deber, y no pocos nos decían que detrás del movimiento estaba su regordeta figura.

La clase política, los medios de comunicación y la sociedad lo saben. Sabemos quiénes son los títeres y quién es el titiritero, o “la mano negra”, como dice el dicho popular

¿Qué trataba de demostrar? Fue un éxito si se trataba de causarle problemas a la ciudadanía xalapeña con las calles del centro histórico cerradas, poner nerviosos a los comerciantes (algunos cerraron) y de paso hacer rabiar a cientos de automovilistas quienes, como todos, no tienen la culpa de berrinchitos estúpidos de funcionarios tan obtusos como usted.

Van dos días de protestas, y de que las calles se cierran por motivos meramente políticos, y parece mentira que el único que cree que la población es engañada, es usted, porque los xalapeños son cultos y grillos desde nacimiento.

¿De qué se trata? ¿Por qué Xalapa tiene que pagar las consecuencias de un berrinche absurdo? Que si fulano Chedraui, que si sutano Delgado o perengano Yunes va a ser el candidato a gobernador, a usted qué demonios le incumbe; como veracruzano le pido que se dedique a hacer su trabajo, que es precisamente poner orden en la política interna del estado, no hacerla pedazos. Para eso le paga Veracruz.

¿Por qué la actitud cínica? ¿Es acaso para usted un juego el cargo de secretario de Gobierno? Quizás no mida las consecuencias de actos como el de los días previos, porque usted forma parte --para nuestra desgracia-- de la élite política que tiene el poder de desplazarse con escoltas, abrirse paso con agentes de Tránsito, o ya jodidamente viajar en helicóptero para no mezclarse con el caótico tráfico vehícular de Xalapa.

Los jodidos, los afectados, son quienes tienen que transportarse en transporte público o vehículos particulares; bloquearles el paso es causarles infinidad de problemas en su vida personal y profesional. A usted no le afecta en nada llegar tarde a su oficina --menos con su conocida pereza--, porque es jefe, nuestro indeseado secretario de Gobierno; tampoco le afecta llegar tarde a su casa.

Lo más triste es que la protesta sea hasta desconocida por sus propios empleados. Desde un inicio se notaba la gran organización de la coalición de no-sé-que-monstruito-creaste, que hasta Coca Cola les regalaron. Hubo megáfonos, lonas impresas (que no son baratas) y hasta un ataúd. Eso cuesta dinero, y muy posiblemente hayan salido de las arcas estatales.

Una masa así siempre tiene a alguien de fondo jugando como escuincle perverso. Los años de la política y el periodismo siempre lo confirman.

El usar a líderes populares para sus fines políticos, para “vengarse” de David Velasco Chedraui luego de que los estuvo paseando por las calles de Xalapa --según sus propias palabras-- “porque lo había mandado el gobernador”, no merece que a la capital de Veracruz se le trate como laberinto excrementicio.

Si usted es suficientemente civilizado, ¿por qué no va y le reclama a David Velasco directamente y en su cara? ¿O le llama por teléfono? ¿Por qué no le hace la rabieta usted personalmente y sienta su trasero en una foto de David, como lo hizo una de sus seguidoras? Digo, no tuvo miedo de tirarle la basura en el Palacio de Gobierno a Miguel Alemán o de hacerle ruido en su domicilio particular, ¿por qué entonces no va a hacer su nefasta demostración de poder allá donde no se le afecte a nadie?

Es bueno que haya dejado de beber --aunque no me consta-- porque si no, entonces quién sabe que le hubiera deparado a Xalapa estando usted en estado de ebriedad. Ya de por si nos ha demostrado que es peligroso estando ocupando el asiento que usted ocupa. Que su fidelidad rebasa los límites de la perversidad.

¿Sabe qué? Lo único bueno de este asunto, es que ya va a terminar el sexenio, y usted es posible que se se vaya antes. Sólo así descansará tantito Xalapa.

Póngase a chambear, deje de estar de mitotero, se lo dice de la manera más posible respetuosamente alguien que sí aprecia a Xalapa.

2 comentarios:

†+†+†+NaspsterDark+†+†+† dijo...

hola soy napsterdark, de coatzacoalcos veracruz, estaba viendo que su blog tiene el dominio www.columnasinnombre.com, como le hizo para conseguirse el .com? paga por algun servicio? mi blog es http://napsterdark.blogspot.com/

Pablo Jair Ortega dijo...

Se compra el dominio y ya, se redirecciona y ya